Bienvenidos! Te invito a compartir un buen momento juntos. Si te gusta disfrutar del sexo, quedate en SEXOTLON! Gracias por tus mensajes y comentarios X. Bexxxos. EroticaMónica

27.11.09

El arte del buen sexo




Marcelo, Sebastián y Juan Ignacio
De su amor quieren dar líquidas pruebas,
Mientras tanto ostento vanidosa
Por mi cotilla mujeril gran mar de tetas
Donde la vista en su extensión se pierde
Y mueve tempestad en las braguetas.
Francisco , Oscar Luis y Federico
Con el miembro anhelante desesperan
Fruto de bendición encarcelados
Por esto y por hallarse lo guardado
Demostrarme quieren todo
Lo que ansían.
Patricio, Federico y Alejandro
Con su virilidad pretenden atragantarme
La garganta de abajo boca arriba.
Oh! bien de Jerónimo el muy serio
Queriéndolo arrastrar más allá de su ombligo.
No puedo menos de aplaudir a Juan Ignacio,
En el acorde vaivén de mi galope;
Ningún miembro por grande se me atasca,
Todos plenos, demuestran sus virtudes.
¡Oh viril miembro, blasón de los guerreros,
Grandes falos y tan diestros dedos!
Más no tiene, importancia alguna
Juro no mirar el brillo de sus ojos
Solo me guiaré por la fuerza de sus músculos
Que tan grandes, venosos
Erguidos se me muestran.
Qué ancho vi, qué longitud y qué señorio!
Pero dejemos esto, que escribiendo
Solamente, me estoy humedeciendo.
Y eso que aún no me recuerdo de Maximiliano
y ¡oh Leonel Germán! a ti me vuelvo.
¡Oh Enrique! tu gracia y tu belleza;
Miente la fama que a decir empieza
Que es tu sexo sabrosísimo homicida;
Y en mi carne desfloro tu vergüenza .
Andres, Jorge Luis y Enrique
Victor, Diego Juan y Adrián Pablo
Sebastían, Rubén, Marcos y Alexander
Presentan sus armas varoniles
Demostrando encantos altivos
Con quiebros y lascivos esperezos.
OH, putañeros, a quien la piel mía
Condujo a tal altura peregrina
Por muchos rumbos que otros no surcaron,
No mis buenos propósitos cesaron!
Anibal, Humberto y Jorge Carlos
Escudriñando las tubas falopianas;
Gustavo, Oscar, Maximiliano
Su miembro donan
Y están tan ávidos y ardientes,
A que mis manos diestras
Ofrezcan, en ponerlo tieso.
Oscar y su grosor endemoniado
Produce escalofrios en mi espalda
Su vaivén enciende tempestades
Hogueras insaciables que
me recorren a mansalva.
Juan Emmanuel, el del color blanquesino
Que me entrega su potencia desbordada
Con manojos de tan grueso calibre
Se adentra en mis surcos,
Se aquieta en mis nalgas.
Vicente, el de la ancha espalda
Que me abraza tan paternal y potente
Gritándome sus furiosos orgasmos
Con tan singular modo de correrse.
Él se muestra tan expresivo
Casi tanto como Mariano Esteban,
Aunque éste disimula sus fervientes jadeos
Hundiendo en mis pechos
Su descomunal lengua.
Que seria de Roque y de Sergio
Si yo no hablara de su privilegio
De ser a su antojo precisos
Y demorar lo que necesita el jadeo.
Cuando cuatro circundan mi cuerpo
Miembros, manos, lenguas
cóncavo y convexo.
Cuatro falos erguidos, viriles
demostrando todo su provecho.
En mis manos, mi boca, mi todo
Se agiganta derrochando humedades
Y brindando por el
Buen sexo ofrecido
Les doy mil gracias
A tan magnificos ejemplares.
Hombres que tan gentiles y probos
Saben ejercitar como nadie
Derramar en mi cuerpo caliente
El elixir de su cuerpo vibrante.
Y en el correr de mi carne afiebrada
Sin demoras, ni precocidades
En el sexo, lujurioso y venerado
Sus destacados atributos masculinos
Sean firmemente LOADOS!






Autor: MONICA BUGLIONE
º
º
º

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada