Bienvenidos! Te invito a compartir un buen momento juntos. Si te gusta disfrutar del sexo, quedate en SEXOTLON! Gracias por tus mensajes y comentarios X. Bexxxos. EroticaMónica

1.4.12

Africanas peludas

Son mujeres diferentes de las que se ven en las porno de todos los dias
porque...
No estan totalmente depiladas!
Ni un poco depiladas!
Nada depiladas!

Este articulo nos muestra la belleza en distintos lugres del planeta!!!

sabian que algunas mujeres se "trenzan"!!!!!!!!!! el vello púbico como señal de belleza!

No eres fea, sólo naciste en otro lado

Así como el amor, la belleza también depende de los ojos de quien te mira; pero las reglas varían mucho, dependiendo del país en el que vive quién te ve. Por eso, no pienses que tus muslos con un poco de celulitis, o tus senos un poco flácidos no puedan ser bonitos en otro lado. Es una cuestión de latitud, no estás ni fea, ni gorda, ni mal hecha, sólo naciste en el lugar equivocado.

Puede ser que tu busto no sea tan espectacular como el de Ninel Conde, o tus muslos tan delgados como los de Anahí, ni tu vientre tan plano como el de Aylin Mujica. ¿Y qué? Piensa que en muchos países occidentales, las piernas largas, las caderas esbeltas, las carnes firmes, estar en los huesos, un busto enorme, o una melena voluminosa pueden ser un estorbo en otros lados de este planeta.

En Senegal, por ejemplo, que el busto se mueva con singular alegría, ósea que las bubis te reboten, se considera tremendamente sexy, los muslos bastante rellenos hacen furor en ciertas zonas de Tailandia, y , para muchas tribus Saharuis, que tengas muchas llantas en el abdomen es la personificación del deseo y la seducción (debería vivir yo ahí, en vez de matarme comiendo lechuga). En occidente, el ser obeso supuso un privilegio en el pasado, pero dejó de estar in a principios del siglo XX. Pero en otras regiones donde el pan de cada día es una bendición, no algo dado, encontraremos que en términos de feminidad los kilos deben estar dónde tienen que estar.
Tengo un pretendiente, de provincia, y cuando he estado más rellenita digámoslo, le fascino, porque de una talla 15 que él me conoció llegué a una ansiada talla 5 en este lado del mundo, y ahora él dice que me veo enferma, y una vez le comentó a mi madre, que “las mujeres rellenitas dan buenos hijos”. Cómo ves?

En muchas sociedades árabes, el estar obeso u obesa, refleja riqueza. Entre los Tuaregs del Sahara la gordura es sinónimo de fertilidad. Muchas madres protectoras sobrealimentan a sus hijas, porque si no consiguen tener al menos una docena de llantitas cuando se inclinan, no son consideradas un buen partido, y nosotras que nos matamos en el gimnasio.
En la sociedades occidentales, los pechos grandes son sinónimo de belleza, pero tienen que ser también altos y firmes. En muchos otros sitios, sin embargo, se les atribuye más importancia a su función maternal, y un busto firme se considera poco atractivo.

Las mujeres senegalesas se atan cuerdas en los pechos y tiran de ellas para conseguir la mayor inclinación posible, mientras que en Papúa Nueva Guinea, las madres enrollan los pechos de sus hijas desde la pubertad porque saben que ningún hombre se casará con ellas si tienen el pecho erguido y firme.

Los occidentales, no son los únicos, sin embargo, que aprecian lo pequeño como sinónimo de feminidad, cuando se trata de otras partes del cuerpo. En China y Japón son especialmente apreciados los pies pequeños, aunque haya caído en desuso, (gracias al cielo, pobres mujeres), la antigua costumbre de vendar los pies de las niñas al nacer. Al contrario en Gabón, los pies grandes al igual que las caderas son sinónimo de fertilidad y de sensualidad.

En muchas culturas, no es la forma del cuerpo, sino el hecho de cubrirlo, lo que crea el atractivo sexual, las mujeres musulmanas, esconden su cabello y su cuerpo en público y, en Irán se considera por ejemplo, la rodilla como la parte más sexy del cuerpo.

Pero además es fundamental, el adorno del cuerpo. Mientras que perforarse las orejas ha sido practicado y aceptado en occidente durante siglos, debemos agradecer a las mujeres de la India, que introdujeran la práctica de los piercings que hacen furor hoy en día.

Las mujeres jirafa Padaung de Birmania, estiran sus cuellos desde pequeñas con aros de latón para que al casarse, midan 25 cm. Pero lo tienen tan deformado que si se los quitarán alguna vez se desnucarían.

Las mujeres Masai de Kenia no solo perforan sus orejas, sino que también las estiran colgándose unos pesados pendientes que las alargan hasta los hombros.
En Etiopía las jóvenes de las tribus Surma y Muzi perforan su labio inferior y lo rellenan con un disco de arcilla que aumentan a medida que van creciendo. Cuánto más grande es el labio, es mayor el precio a pactarse para su matrimonio.

Otro de los cánones que chocan con el considerado atractivo en occidente, es el color de los dientes. No en todas partes se cree que los dientes blancos sean lo más bonito, las Melanesias, mastican semillas de betél, para tener un aspecto rojo y gomoso en la boca, así parece que no tienen dientes y les da un aspecto de niñas, lo que las hace ver sumisas ante los ojos de los hombres.

En Japón las Geishas, realzan la palidez de su rostro empolvado con polvo de arroz, y los dientes lacándolos en negro, y se pintan los ojos y la boca.
En algunas regiones de Angola, las mujeres se parten los dientes incisivos, y las de la tribu Baluba van todavía más lejos, ya que ellas se los liman hasta convertirlos en unos puntos diminutos.
Decorarse el cuerpo con pintura es otro elemento importante de la feminidad en muchas partes del mundo. Las mujeres Baiga de la India creen que los tatuajes, tienen un poderoso efecto afrodisíaco. EL día de su boda, decoran sus manos y sus muslos con diminutas líneas punteadas.
Las mujeres de Madagascar sólo se encuentran realmente atractivas cuando se pintan la cara con una crema de aguacate y maíz machacado.

Las mujeres de Papúa, Nueva Guinea, machacan raíces de plantas y ellas mismas fabrican su maquillaje.
El cabello es otro de los atributos cambiantes en la belleza global. La depilación, obligada en la mayoría de las sociedades occidentales, constituye un importante ritual de belleza y una tradición religiosa para las mujeres musulmanas. En el norte de África, se considera algo sucio, y las jóvenes se depilan de los pies a la cabeza la víspera de su boda con una especie de sirope pegajoso parecido a la cera. Las mujeres Txucarramae de Brasil, se rapan por completo la cabeza para que su compañero le pueda acariciar la cabeza.

En otras partes del mundo se valora el pelo hirsuto y fuerte: entre las mujeres Chruki de Siberia, que llevan el cuerpo casi completamente depilado, el vello púbico abundante es un signo de belleza, igual que el bigote femenino en algunas partes de Ucrania.

Las mujeres caribeñas y africanas se dedican horas a trenzarlo y a “esculpirlo”, pero las mujeres Masai son las que tienen tal vez, la mejor solución: se rasuran la cabeza por completo.
Las yanomamis de Brasil, se insertan juncos junto a la boca y una astilla de madera en la nariz, además se pintan unas a otras con carbón o tinte de urucú.

Y tú crees que merece la pena el esfuerzo que realizamos las mujeres para ajustarnos a los cánones de belleza que nos impone la sociedad?




DAYANA





Ettienne & Pina






Dayana+&+Manuel






Lucero






Jacky






Juana






Katy






Lorena & Nichi





Michelle




Carlota






Raquel & Tajana






Carmen





Tajana






Noes






Lorena






Ann







Gracias por tus comentarios! bexxxos! Mónica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada